30 Jun
2020
Posted in: 1. Real TTT
By    2 Comments

#Teletrabajo y Desconexión Del Empleado ⏱: ¿Responsabilidad Compartida Entre Empresa y Emplead@?

#Teletrabajo y Desconexión del Empleado ⏱: Responsabilidad Compartida Entre Empresa y Emplead@Está claro que el teletrabajo ha llegado para quedarse. El estado de alarma por la crisis del COVID-19 ha impuesto a las organizaciones nuevas formas de trabajar, de colaborar, de sacar adelante los negocios esquivando el parón que imponía el confinamiento. La empresa española peca de presencialismo y de “calentar silla”. Según el Workmonitor 2019 de  Randstad nuestro país, “el 70% de las empresas mantiene la metodología tradicional, pese a que casi seis de cada diez trabajadores consideran que en su puesto actual dispone de todo lo necesario para poder teletrabajar”. Este dato contrasta con la opinión de que están preparadas para las nuevas forma de trabajar ”ya que el 57,5% de los ocupados cree que en su empleo actual dispone de todo lo necesario para poder teletrabajar”.

El otro día una amiga de una gran multinacional, que llevaba confinada desde el 14 de marzo, me decía que estaba en ERTE al 50%, pero que teletrabajaba un 400% más. Bueno, le decía, esto no es teletrabajo. Esto es trabajo online, que es diferente. Y lo curioso es que “casi” lo hemos asimilado como parte de nuestra obligación. Estamos viviendo en la fórmula 24×7 (24h/7d) y así lo hemos mantenido durante todo el periodo de confinamiento. Ya nos lo recordaba mi amiga y compañera de blog Isabel Pina en su post “Teletrabajo: Importancia de la formación para la productividad“ en el que rescataba una cita de José Luis Casero, Presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) en 20 minutos y que afirmaba:

“Esto que vivimos ahora mismo, no es conciliación ni teletrabajo” (…) “Estamos ante una situación de confinamiento y privación de libertad de movimientos que origina una situación de prestación forzosa y obligatoria de trabajo. Pero eso no es el teletrabajo que todos hemos defendido y seguiremos haciéndolo”.

Ahora bien… ¿Qué debemos hacer para evitar que el teletrabajo se convierta en trabajo online, o explotación conectada? Pongo sobre la mesa estas tres propuestas para comentar con los lectores de este blog:

Primero… ¡Aprender a teletrabajar! Como muy bien decía Isabel, la empresa  debe proporcionar a los trabajadores herramientas para que puedan trabajar de manera colaborativa, formando a todos en las mismas. No ha sido posible. La urgencia hizo que se improvisara. En mi caso si que estaba preparado, porque ya llevaba un año con la opción de teletrabajo una vez por semana, pero se de cientos de casos de personas que se encontraron en casa sin un PC, o sin una conexión WiFi o sin un movil de empresa… ¡O sin las tres! Y encima les meten entre pecho y espalda aprender a utilizar Zoom, Teams, Trello, G-Suite, Slack… Recibía varias consultas al día de amigos y amigas que tenían auténticas lagunas tecnológicas al respecto.

Segundo, fomentar el Employer Branding en la organización: el equipo debe estar cohesionado y asimilar que según el día habrá trabajadores que estarán en casa y otros que no. Es más, habrá empleados que “puedan o no” teletrabajar, depende de la función y tarea. Si explicamos bien las “leyes” del teletrabajo, las posibilidades y opciones, si fomentamos el trabajo colaborativo, el espíritu de equipo, si posicionamos a los empleados como el centro de la organización, como el motor que hace que la empresa marche… ¡Tenemos mucho ganado! Si somos capaces de mantener a nuestro personal motivado e implicado con la marca, esto se traduce en mayor rendimiento para la empresa y felicidad para las personas. En Fundación ONCE, por ejemplo, tenemos tres programas muy potentes que empoderan a los trabajadores para crear equipo y ser embajadores de marca e influyees internos:

  • Programa de Gestión del Conocimiento, más conocido como ”Los Agentes 0011 (con Licencia para Innovar)”, es un programa que posiciona al empleado con la capacidad para organizar acciones, actividades, y recursos que pongan a toda la organización al día sobre lo que hacemos en cada área/dirección/departamento de forma que sepamos qué estamos haciendo todos y en qué nos podemos ayudar.
  • Programa A30: un programa espectacular dirigido a toda la organización en diferentes niveles, de digitalización completa de la empresa. Uno de los niveles somos los Makers, 5 compañeros/as (entre los que tengo el lujo de formar parte), que somos los testadores de diferentes herramientas tecnológicas y que vemos la posibilidad de implementación en nuestra organización para mejorar los procesos y los resultados de cada área, dirección o departamento.
  • Digital Workplace: justo empezó antes del confinamiento, y es un programa a través del cual más de 50 “Champions” (así han decidido llamarnos), de Ilunion, Inserta y Fundación (en el caso de Fundación ONCE somos mi compañero Juan Carlos y yo), nos están formando desde el pasado mes de febrero, cada semana, en el entorno profesional de Office 365: Teams, OneDrive, Sharepoint, To-Do… Y nosotros a la vez, cada semana organizamos un Webinar con los compañeros y compañeras trasladándoles el uso de dichas herramientas, tips, para sacarle todo el potencial y para que no se sientan sol@s es este proceso de digitalización de la organización. Además que estamos “full time” a su disposición para cualquier duda o pregunta al respecto.

Tercero, garantizar el derecho a la desconexión de los empleados: es decir el derecho que tenemos tod@s los trabajador@s a no conectarnos a ningún dispositivo digital de carácter puramente profesional durante los períodos de descanso y sus vacaciones. Este “apagón” debe respetarse por unos y por otros. Para encontrar esta verdadera conciliación entre vida familiar y trabajo, se deben articular medidas que establezcan sin cortapisas ni malos entendimientos, cuándo debemos estar conectados para atender a las necesidades organizativas, y cuándo no estaremos disponibles, para dar respuesta a cualquier llamada, correo o urgencia que se precie. Al respecto la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, en vigor desde diciembre de 2018, reconoce la desconexión digital como una condición indispensable en las relaciones laborales, llegando a plantear multas a los empresarios. El artículo 88 de la norma determina que los trabajadores y empleados públicos tienen derecho a que, fuera de su horario de trabajo, sus empleadores respeten su tiempo de “descanso, permisos y vacaciones”, así como su intimidad personal y familiar con el objetivo de potenciar la conciliación. Si bien la ley no habla de sanciones, algunos juristas hablan de posibles multas al empresario por vulnerar los tiempos de la jornada. Estas multas podrían estar más fundamentadas si se observa algún tipo de riesgo psicosocial del trabajador (Diario Cinco Días)

Cortar el acceso a los servidores de la empresa, informar a los trabajadores del tiempo trabajado y de las tareas realizadas y por cumplir, garantizar la seguridad en el puesto de trabajo en casa, son algunas de las medidas que se pueden implementar al respecto, pero sin lugar a dudas la más importante sería la de cambiar la forma de actuar y dirigir a los responsables de las organizaciones y los equipos: muerte al jefe, bienvenido al líder.

La desconexión de los empleado va a generar una serie de beneficios para la empresa y para la organización, por ejemplo:

  • Para el emplead@:
    • Desconectar del trabajo
    • Mejorar la conciliación y la vida familiar, ocio, recreo, formación etc.
    • Reducir el estrés
    • Incrementar la motivación por el trabajo
  • Para la empresa:
    • Mejora la productividad
    • Aumentar la calidad del trabajo, al contar con empleados menos cansados
    • Incrementar la capacidad de diálogo entre trabajador y empleador
    • Transmitir una imagen de marca de empresa que cuida de sus empleados
    • Mejorar el Employer Branding
    • Reducir el absentismo laboral

Y así, por ejemplo, lo han hecho y difundido el equipo de Leroy Merlin.

Igual que estamos aprendiendo las buenas prácticas del teletrabajo, confío en que las empresas del S.XXI comiencen a respetar este derecho fundamental del trabajador/a.

¿Llegaremos algún día en la empresa española a garantizar esta desconexión de los empleados?

¡Última hora! Ya se ha redactado y enviado al Congreso y al Senado, la Ley del teletrabajo. Y empezamos ya con críticas desde todos los sectores. ¡Seguiremos informando!

JgAmago

Fuentes: Cinco Días / Proteccióndatos-lopd.com / 20 minutos / The Topic Trend / RRHHPress.com / ElPais.com

Imágenes: The Topic Trend v/ CANVA

The following two tabs change content below.
Social Media Manager. Profesional de los RR.HH 2.0 en @EAE_ Escribo en @thetopictrend #tTT #SinBarrerasSinArmarios, mi libro publicado por la Ed. LoQueNoExiste.
Suscríbete
Notifícame de
guest
2 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Ver todos los comentarios