4 Feb
2020

#SalarioEmocional Queda mucho por conseguir

Estas semanas estamos haciendo las entrevistas de desempeño en mi empresa, en las que tu jefe te dice cómo ha visto tu año en baser a los objetivos pactados con anterioridad y marca los objetivos para el nuevo año. Lógicamente, cada vez que vuelve alguien de una entrevista de éstas, el despacho entero está intentando averiguar con qué cara vuelve el compañero para saber más o menos por dónde han ido los tiros para ver qué se encontrará él 😉

Me puse a pensar entonces en la utilidad de estas reuniones como forma de identificar y mantener el talento en las organizaciones. En ellas un buen líder puede analizar todos los aspectos que un trabajador te está contraargumentando (de ahí que sea imprescindible ir preparado a estas entrevistas) para detectar sus necesidades y motivaciones ese año (pueden ir variando a lo largo del tiempo, sobre todo si el trabajador lleva años en la misma empresa).

Es una cosa que vista así debería ser fácil de seguir ¿verdad? Error. ¿En cuántas ocasiones os habréis encontrado que vuestro superior inmediato no acierta en saber qué necesitas? Y no hablo sólo de una subida de sueldo, que es lo primero que se nos viene a la cabeza. Hablo de toda una serie de elementos que ayudan a ir al trabajo con menos ansiedad y más felicidad.

Todos hemos visto y oido estas cosas a diarioempresas que obligan a hacer tareas de varias personas para no contratar a más gentejefes tóxicos que no saben gestionar o que favorecen que haya “malos rollos” entre compañeroscompañeros que van contra compañeros porque destacan para que no quede patente su mediocridad o la no posibilidad de conciliación familiar. ¿Por qué pasa eso? Pues porque los procesos de selección de las empresas se han preocupado de cubrir un puesto pero, en muchas ocasiones, no se han preocupado de cultivar y mantener el talento de sus trabajadores. 

En los últimos años todo esto ha ido variando y esas mismas empresas han tenido que dar un vuelco a su forma de reclutar, debido a que los jóvenes actuales, no dan valor a las mismas cosas (por ejemplo, un millennial no trabaja igual que un baby boomer o alguien de la generación X). Es entonces cuando empezamos a hablar de salario emocional como concepto.

¿Qué es el salario emocional? 

Según la Asociación Española para la Calidad (AEC) el salario emocional:

es un concepto asociado a la retribución de un empleado en la que se incluyen cuestiones de carácter no económicocuyo fin es satisfacer las necesidades personalesfamiliares y
profesionales del trabajadormejorando la calidad de vida del mismofomentando la conciliación laboral. 

Este tipo de retribución puede actuar como “factor motivador” de los empleados y así mejorar la opinión que los trabajadores tienen de la empresa. Por lo tanto, no se trata de recibir una mayor cantidad de dinerosino de recibir prestaciones que el trabajador entiende como beneficios más valiosos que una subida de sueldo.” 

En definitiva, cómo tener a los trabajadores contentos porque si están contentosrendirán más en el trabajo y será más positivo para todos. Si atendemos a la última encuesta de Adecco sobre la Felicidad en el Trabajo, vemos cómo por primera vez los españoles han valorado como el aspecto más importante el hecho de tener un horario que les permita conciliar vida personal y profesional (8,22 puntos sobre 10).  Les sigue el hecho de tener un buen ambiente laboral y el tener un buen jefe.

No sólo este dato es importante, fijaros en el siguiente: en los últimos tres años el porcentaje de entrevistados que afirma ser feliz en el trabajo ha caído 5,5 puntos porcentuales, estando actualmente en la proporción más baja de todas las encuestas realizadas.

Felicidad en el trabajo

Relacionado con el salario emocional, los factores más importantes para ser feliz en el trabajo: 

factores encuesta

Os recomiendo que os leáis los resultados de la encuesta que os adjunto porque es muy interesante. Como veis, se habla mucho del «buen jefe» y de cómo deberían ser y es que es uno de los aspectos principales en todo esto, puesto que son las personas que trabajan codo a codo con sus subordinados y los conocen mejor que nadie. De ahí que crea que estas entrevistas de desempeño son un buen sitio para empezar a pensar en qué necesita tu empleado y cómo va la empresa a poder ofrecérselo para no perder una pieza valiosa del departamento. Porque lo que está claro es que si una persona no se encuentra a gusto y no se la valora lo suficiente, buscará otro sitio donde sí lo hagan.

Visto todo esto ¿qué podemos incluir dentro del salario emocional? 

  • Sentirse parte de la empresa y que se te valora 
  • Ver que existe una posibilidad real de aprendizaje dentro de la misma y posibilidad de  crecer profesionalmente en ella 
  • Un buen ambiente de trabajo vemos que es uno de los temas más valorados. Y es que un ambiente tóxico acaba esparciéndose y retroalimentando a los trabajadores. 
  • Posibilidad de conciliar tu vida personal con la profesionalOjo, no hablo de familiacualquier trabajador tiene la misma necesidad de conciliar su vida, tenga o no hijos. 
  • Disponer de servicios extra como un seguro médico o ayudas en gimnasiostickets restaurant, etcpuede ser un elemento motivador para algunas personas. 
  • Jornada intensiva en verano 
  • Teletrabajo determinados días de la semana 

ejemplos salario emocional

En definitiva, ayudemos a nuestros jefes diciéndoles de manera clara cuáles de los aspectos que incluiríamos dentro del salario emocional son motivadores para nosotros y jefes, si me estáis leyendo, haced caso de lo que os digan vuestros subordinados. Al final el trabajo será mucho más placentero y eficaz si la gente está contenta.  Eso sí, para que todo funcione debemos partir de la base de que el salario emocional es un complemento al salario, no puede ser un sustituto y que un trabajador puede pedir mejoras siempre que cumpla de manera eficiente con su trabajo diario.

Dando a cada uno lo que necesita, tendrá un equipo cohesionado, motivado y evitará la fuga del talento de su empresa. Al final, habremos matado dos pájaros de un tiro ¿no es suficientemente interesante como para intentarlo?  

@trapinapi  

Imágenes:  

Imagen destacada: Designed by Freepik

Imágenes encuesta Adecco: 
https://www.adeccogroup.es/wp-content/uploads/2018/12/NdP-VIII-Encuesta-Adecco-La-felicidad-en-el-trabajo.pdf 

Fuentes:  

Asociación Española para la calidad (AEC):
https://www.aec.es/web/guest/centro-conocimiento/salario-emocional 

VIII Encuesta Adecco La Felicidad en el Trabajo, Adecco (2018) Disponible nota de prensa en
https://www.adeccogroup.es/wp-content/uploads/2018/12/NdP-VIII-Encuesta-Adecco-La-felicidad-en-el-trabajo.pdf 

10 ejemplos de salario emocional. IMF Business School. Disponible en: 
https://blogs.imf-formacion.com/blog/recursos-humanos/gestion-talento/salario-emocional/ 

0 0 Votos
Puntuación
The following two tabs change content below.
Psicóloga orientada al Retail y Trade Marketing para distintos sectores, mayormente el farmacéutico. Actualmente en el sector de la formación, escribo sobre Retail, Social TV, Redes Sociales ... siempre con el marketing como nexo. Cinéfila y seriéfila 2.0 😉
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Ver todos los comentarios