28 Nov
2017
Posted in: 1. Real TTT
By    No Comments

#Reputación Escándalos Sexuales Y Su Impacto En La Marca Personal

#Reputación Escándalos Sexuales Y Su Impacto En La Marca Personal por @JgAmago en @TheTopicTrend“De ahí que estoy en shock por el nivel de depredación”“Pero no creo que nadie pueda sorprenderse. Quizá no prestaste atención”“El mundo siempre ha sido moralmente imperfecto. Y Hollywood no es ninguna excepción” son frases de estrellas de Holywood que se han ido sucediendo a raíz de los escándalos sobre acoso sexual en el país de las estrellas. La magia del celuloide esconde tras de sí una maquinaria de poder, control y perversión que riéte tú de los juegos eróticos-festivos de «50 Sombras de Grey». Hollywood siempre ha deambulado por el gravoso sendero que limita entre la fastuosidad de su industria y el tormento de/a sus estrellas. No nos olvidemos -por ejemplo-  que ya Charles Chaplin tuvo sus denuncias por acoso, que Shirley Temple publicó en sus memorias había sido vejada en los comienzos de su carrera (una niña), o de la voracidad sexual de otras actrices y actores que, para conseguir el poder, un papel, o que otr@s no lo consiguieran, no tenían ningún tipo de escrúpulos en hacer lo que fuera o fuese (tan cerca lo tenemos como revisar la maravillosa serie «Feud» de Ryan Murphy). Una vez más, las redes sociales han provocado que estos escándalos sexuales se hayan magnificado, y pongan en peligro una estructura -ya debilidatada por el propio cambio de la forma en la que consumimos cine-, ante la realidad de que modelos de vida, de conducta, de éxito… ¡se derrumban!

Durante estas semanas he recopilado escándalos de acosos sexuales en los que se han visto involucrados actores, actrices, directores, productores y otra fauna cinéfila o televisiva (y seguro que me dejo algunos):

Y la lista seguirá ampliándose porque la veda para denunciar estas vejaciones, estas manifestaciones de poder machistas y misóginas, se ha abierto paso en el fulgurante, y a la vez opaco, mundo de las estrellas.

En España también se han empezado a desvelar casos, pero no con el ruido mediático tan brutal como el que está aconteciendo en Hollywood, quizás por que las actrices han denunciado situaciones de acoso, pero no han sacado a la luz, nombres y apellidos de los acosadores.

Está claro que la marca personal y profesional de estos hombre ha sido gravemente dañada. Sus carreras profesionales han caído a la velocidad de la luz, su reputación está afectada por un comportamiento deplorable, y por el impacto psicológico y daño moral (y físico), que han infringido hacia sus víctimas. Ahora bien: ¿Deben de impactar con tanta virulencia los acontecimientos pasados, en el presente y futuro de las personas? Es cierto que una persona que ha estado en prisión, por ejemplo, tiene en su currículum vital un sello indeleble que le puede cerrar muchas puertas en su futuro (en lo profesional y en lo personal), pero… ¿Hay que tacharle de la lista por su pasado? Rescato una frase de Eva Collado Durán para la reflexión: «… Si van a valorarte de forma profesional por algo más el día de mañana será precisamente por ser una Marca Personal de referencia que te acompañe, te dé solidez y avale tus conocimientos.» Estos actores, directores, productores… ¿Sólo serán recordados por lo execrable de su comportamiento o por su profesionalidad?

Me pareció muy oportuno un reportaje en la revista ICON de El País del 11 de noviembre que bajo el titular «¿Y si es un error que Hollywood intente borrar del mapa a Kevin Spacey?» trasladaba algunas referencias muy interesantes, también para la reflexión:

  • ¿No sería más fácil confiar en que el espectador sepa distinguir entre realidad y ficción?
  • Un espectador adulto debería ser capaz de aceptar la idea de que una persona despreciable puede ser un buen profesional, de que se puede disfrutar del talento de alguien en la pantalla y condenar enérgicamente su comportamiento detrás de las cámaras
  • No hay que celebrarlo, ni defenderlo, pero sí permitir que si había una película en la que había hecho un trabajo magistral (…), el público la vea y pueda juzgar su talento. Si es necesario, por última vez.

Sus malas actitudes hacia otras personas, sus posiciones de superioridad, de abuso, de acoso, de amenazas han generado que ahora sus acciones les pasen la factura. La fama cuesta. La fama es efímera. La persona se mantiene. Y el nombre… ¡A veces incluso se olvida! Utilizando una frase del gran Profesor Estrada en su último post publicado en Soymimarca: «… la esencia del personal branding es precisamente trabajar sobre el ser que somos para mejorarlo sistemáticamente, sobre todo a tenor de las demandas del entorno en cuanto al valor que requiere se le aporte.» Y yo me pregunto, ¿van a tener que empezar a construir su reputación, su marca personal y profesional desde cero, o van a dejar pasar un tiempo y emerger cuando templen las mareas como si nada hubiera pasado? Casos ya han habido. Recuerdo algunos pero de actores o actrices que lidiaron con sus tormentas internas, no por daños colaterales de sus acciones y comportamientos. ¿Estaría bien visto que, por ejemplo, Netflix matuviera a Kevin Spacey en «House Of Cards» por el «interés general» de los espectadores? ¿Y si piden perdón, se retractan, acuden a terapias y… bla, bla, bla…? ¿No ha pasado con los temas de las drogas, por ejemplo? ¿Ha dejado de ver la gente «Strangers Things» porque Winona Ryder fue una «ladrona»? ¿Ha dejado de vender entradas la saga Ironman porque su protagonista Robert Downey Jr., tuvo un pasado tortuoso con el alcohol y las drogas?

Vuelvo a recalcar que NO estoy defendiendo los abominables actos que estas personas han realizado. Sólo que comparto que la marca personal puede estár tocada y hundida, pero que la marca profesional se puede mantener mientras los números que taquilla o audiencias decidan. El público tiene la palabra. Por ahora, sólo la han tenido las majors.

JgAmago

Fuentes: Series Adictos / Huffington Post / ICON de El País / Hipertextual

Imágenes: Huffington Post / EWallpappers by The Topic Trend v/ Snappa

0 0 votes
Article Rating
The following two tabs change content below.
Social Media Manager. Profesional de los RR.HH 2.0 en @EAE_ Escribo en @thetopictrend #tTT #SinBarrerasSinArmarios, mi libro publicado por la Ed. LoQueNoExiste.
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments