23 Abr
2019
Posted in: 1. Real TTT
By    No Comments

#Linkedin El valor de las publicaciones en la red profesional. ¿Qué considera relevante? 🗣

#Linkedin El valor de las publicaciones en la red profesional. ¿Qué considera relevante? post de @JgAmago en @thetopictrendLos que publicamos habitualmente en las redes sociales, muchas veces pensamos: ¿Por qué un post tiene gancho, y otras veces no? ¿Cuál es la variable que posiciona determinados contenidos frente a otros? Son muchos los factores que influyen en los contenidos: primero el interés de la publicación. Seguido de la extensión, la forma de escribirlo, el momento de publicarlo, las imágenes, el SEO, tu comunidad… Un entramado de circunstancias que puedes hacer que ese post que tanto te ha costado escribir, sea reconocido como de valor, frente a otros que no tengan la aceptación que merece el «esfuerzo inversor» dedicado. Pero además, tenemos que «luchar» contras las caprichosas y siempre interesadas variables que las propias redes sociales imponen a la notoriedad con la que destacan o posicionan los contenidos. En ese «totum revolutum», los que escribimos periódicamente nos encontramos  con cada post es una apuesta en una ruleta en la que o todo va a la banca, o jugamos bien nuestras cartas y todo va al ganador. Raro. Difícil. Extraño. Pero hay veces que pasa.

Cuando empecé a trasladar mis post al blog de Linkedin (Pulse), en aquella lejana época en la que tenías que tener por defecto el perfil en inglés para que te permitiera escribir tus contenidos directamente, tuve algunos «hits». Me enorgullecía ver como algunos post alcanzaban las miles de visitas y se compartían bastante. Desde que por defecto en la caja de contenidos de Linkedin cualquiera puede acceder a publicar/escribir los post directamente para Pulse, el impacto de los contenidos que suelo escribir, ha decrecido. No me vuelvo loco, ni histérico, ni obsesionado por ese descenso en la «notoriedad» de mis publicaciones. Ni mucho menos. Escribo porque me gusta, porque quiero compartir conocimiento propio -o de otros- con mi versión de los hechos, y porque me facilitan un repositorio muy avanzado de publicaciones que puedo referencias en mis clases, charlas, master class o conferencias al respecto. Pero, siguiendo con la interrogante planteada al comienzo del post: ¿Por qué oscilan tanto los alcances de unos y otros contenidos?  El pasado 4 de marzo leí un post muy interesante de Curiosa que analiza con detalle cómo funciona el algoritmo de Linkedin en 2019.

#Linkedin El valor de las publicaciones en la red profesional. ¿Qué considera relevante?

Curiosa comienza puntualizando cuáles son las categorías por las que Linkedin determina la calidad del contenido:

  • Identidad: ¿Quién eres? ¿Dónde trabajas? ¿Cuáles son tus habilidades? ¿Con quién estás conectado?
  • Contenido: ¿Cuántas veces se ha visto la actualización? ¿Cuántas veces fue marcado como «me gusta»? ¿De qué se trata la actualización? ¿Qué edad tiene la persona? ¿En qué idioma está escrito? ¿Qué compañías, personas o temas se mencionan en la actualización?
  • Comportamiento: ¿Qué te ha gustado y compartido en el pasado? ¿Con quién te relacionas más frecuentemente? ¿Dónde pasas más tiempo en tus noticias?

Ahora bien, la red profesional tiene como referencia otros aspectos a los que tenemos que tener en consideración a la hora de medir el posible impacto que podrán tener nuestras publicaciones:

  1. El contenido nativo tiene prioridad sobre los enlaces a otros sitios.
  2. El contenido se mostrará a las personas más relevantes de tu red al relacionar las habilidades, la industria y con quién estás conectado.
  3. El contenido se mostrará a las personas que se han enganchado contigo en LinkedIn en el pasado y con quienes interactúas con más frecuencia.
  4. Me gusta, comentarios y acciones tienen diferentes ponderaciones.
  5. La clave para volverse viral es obtener el algoritmo para mostrartu contenido a tu red de segundo y tercer grado.
  6. Al principio, se envía una publicación a un pequeño porcentaje de usuarios para medir el compromiso inicial.
  7. Los párrafos de una oración de las narraciones personales todavía funcionan bien como un mecanismo viral.
  8. El personal de LinkedIn analizará el contenido con un alto nivel de participación y se abrirá a un público más amplio (aunque el análisis humano puede ser subjetivo).

Es decir, que Linkedin entrelaza todos estas variables y empieza a «manipular» tus publicaciones combinando los aspectos orgánicos con el engage que tu perfil genera en tu comunidad y en la propia red. Ahora bien ¿Cómo salvar los obstáculos que la propia red te establece para reconocer que un contenido tiene un valor ponderado dentro de la red? Todo un misterio.

Pero este misterio tiene una posible respuesta en el Gráfico del Conocimiento de Linkedin que, en resumen, se basa en los trabajos, títulos, habilidades, empresas, ubicaciones geográficas, escuelas, etc. de los usuarios. Pero el año pasado, además Linkedin publicó el Gráfico de los Intereses que nos permite medir la afinidad de miembro a tema. La relación entre tema y tema, así como cuál de sus conexiones comparte su intereses. Pues bien, la clave de todo esto está en las conexiones de segundo grado, ya que, si alguien de tu 1er grado recomienda, comenta o comparte tu contenido, inmediatamente se refleja en 5 perfiles de la persona que ha interactuado con tu contenido.

Aún nos queda un último cartucho de 4 balas para pensar a la hora de diseñar nuestros contenidos, o de compartir conocimiento de otros blogs y profesionales, revisando cómo Linkedin filtra, comparte, visibiliza y viraliza tus contenidos:

  • Filtro inicial: El sistema de automatización clasificará cada imagen, texto, publicación de formato largo y también video como una de las tres opciones:
    • Spam
    • De baja calidad
    • Claro
  • Probar el proceso de audiencia: Una vez que los robots de Linkedin clasifican tu publicación, se envía a una selección de tu audiencia para ver qué tan popular es el contenido. No se envía a todos los que también están conectados, sólo una pequeña cantidad de tus amigos.
  • Sistema de puntuación: Una vez dirigida tu publicación a una selección de tus conexiones de 1er nivel, según participen con el post, según tendrá una «puntuación» y peso en el algoritmo. Por ejemplo, un «me gusta» puede tener sólo un punto, un comentario requiere más esfuerzo, por lo tanto, tiene dos puntos. Un «compartir» muestra que el contenido es popular, por lo que se otorgarán tres puntos. La puntuación del post decidirá su futuro o su destino:
    • Ser degradado porque es de baja calidad.
    • Ser mostrados a más personas porque es de alta calidad.
  • Evaluación de personas reales: Si empiezas a involucrarte en tu publicación, se transmite a «personas reales en LinkedIn», que luego leen todas y cada una de las publicaciones y deciden si tu contenido debe enviarse a más personas o si esta es la final de la línea. Si el contenido funciona realmente bien, los editores también enviarán el contenido a personas fuera de tu red.

Como podemos comprobar, pues, ese mix entre máquinas/robots y personas consolidan que el éxito de tus contenidos y publicaciones tengan la relevancia que muchas veces deseamos para, no sólo posicionarnos como «expertos» o profesionales en un tema concreto, si no también para ampliar el radio de alcance de aquellos conocimiento que consideras puedan ser de interés para el resto de tu comunidad.

Espero que este post tenga el alcance que merece 😊 Y si no, pues espero que por lo menos sea de interés para aquell@s que así lo quieran leer 😉

¿Conocías todas estas consideraciones a tener en cuenta a la hora de publicar o compartir tus contenidos en Linkedin?

JgAmago

Fuentes: Curiosa / Linkeding Blog

Imágenes: Social In Media / Photo by Adam Solomon and Markus Spiske on Unsplash

The following two tabs change content below.
Social Media Manager. Profesional de los RR.HH 2.0 en @EAE_ Escribo en @thetopictrend #tTT #SinBarrerasSinArmarios, mi libro publicado por la Ed. LoQueNoExiste.
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Ver todos los comentarios