24 Oct
2017

#Expertos autoproclamados, por qué evitarlos

#Expertos autoproclamados, por qué evitarlos (I)Esta frase de Margaret Tatcher me encanta, y refleja perfectamente el motivo de mi post. Si cambiamos poderoso por experto, me viene de perlas 😉.

Seguimos con tiempos convulsos en Barcelona y ahora parece que todos somos expertos en política. Pero fijaros que los únicos que realmente son expertos en estos temas y pueden explicar realmente el posible efecto de todo lo que vivimos a nivel de economía y política, no son tomados en serio, es más, se cuestionan como no imparciales. ¿Por qué? ¿Nos hemos acostumbrado a ser expertos en todo sin serlo de nada? ¿Estamos tan hartos de ver «soy experto en…»cuando vamos a contratar a un profesional que el término ha perdido su sentido? Entiendo que en algunas redes sociales en que estás limitado por un cierto número de caracteres (como el título de Linkedin) hace que muchos caigan en ese error, pero yo aconsejo siempre que se use el término «con experiencia» en sustitución a «experto» porque para mí el término está completamente devaluado.

Pero hagamos la prueba. Si en el buscador de Linkedin pongo simplemente Experto en la barra de búsquedas me aparecen ni más ni menos que 32.388 resultados. Eso significa que hay 32.388 personas en el universo de Linkedin que se definen como expertos en el título directamente (a saber cuántas veces lo repetirán en el extracto). Lógicamente esta cifra baja si hablamos de Marketing Digital pero ¿cuántos de los que se autoproclaman expertos no lo son?

Búsqueda Linkedin

Ya lo he dicho en posts anteriores, no creo que se llegue a ser experto nunca de nada, simplemente tendrás conocimiento en la materia y una experiencia trabajando en el sector que te dará una ventaja competitiva respecto al resto. Pero parece ser que esto no es lo que opina la mayoría de la gente (o por lo menos, 32.388 de ellos) 😉

Sin embargo, ¿es un tema simplemente de ego? Igual hay gente que se deja llevar por estas auto-definiciones pero ojo, hay mucha diferencia en que una persona se llame a sí mismo experto o que se lo llamen los demás. Me viene a la mente un refrán popular que nos viene bien también en este caso: «Dime de qué presumes y te diré de qué careces». ¿Debemos huir de estas personas como pongo en el título? Sí, pero ojo, hagamos una distinción. Si una persona se llama experta y CEO y muchas otras cosas más y luego ves que la información no cuadra, podemos huir directamente porque lo más probable es que esté en el saco de los tan comunes «vendehumos» de los que hablamos siempre en marketing digital. Pero hay una manera fácil de descubrirlo y es haciendo un poco de investigación. Habla con clientes, compañeros de trabajo, observa qué dicen de él otras personas (si son referentes mucho mejor). Si el resto de colegas le tienen por experto, probablemente estés delante de un profesional como la copa de un pino (que también los hay gracias a Dios). Pero si no encuentras a nadie que pueda decir algo en ese sentido, ve a por el siguiente y fíate de las recomendaciones.

A lo largo de mi vida profesional, dentro y fuera del marketing digital, he visto como los profesionales (y a estas alturas en muchos casos amigos) nunca se han definido así, pero siempre encontrarás a algún otro compañero decir maravillas de ellos. Esos son los verdaderos profesionales y a esos nos debemos arrimar para aprender de ellos, porque nunca dejamos de aprender. 

Porque no, nunca dejamos de aprender, y nunca deberíamos dejar de tener ese gusanillo por estar constantemente actualizados. Porque la única forma de acabar conociendo un sector bien es trabajando en él, investigando, y juntándote con las personas adecuadas.

Pero para no dejar sin respuesta mi propia pregunta… ¿Por qué debemos evitarlos? 

  • Porque no nos aportarán nada ya que nos daremos cuenta rápidamente de que no saben tanto como dicen
  • Porque en ocasiones algunos aprovecharán nuestra experiencia para darse crédito
  • Porque demuestran un ego que hará que sean personas en muchos casos difíciles para trabajar con ellos
  • En definitiva, porque no nos interesan. Además acabarán cayendo por su propio peso.

Y ya que he empezado con una cita, acabaré con una atribuida a Abraham Lincoln que me encanta para cerrar mi reflexión.  ¡Os espero en el próximo post! 

@trapinapi

Imágenes realizadas con la herramienta  Quozio
Imagen destacada: Icon vector created by Kreativkolors – Freepik.com

 

 

0 0 Votos
Puntuación
The following two tabs change content below.
Psicóloga orientada al Retail y Trade Marketing para distintos sectores, mayormente el farmacéutico. Actualmente en el sector de la formación, escribo sobre Retail, Social TV, Redes Sociales ... siempre con el marketing como nexo. Cinéfila y seriéfila 2.0 😉
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Ver todos los comentarios