7 Dic
2012

#error502 Ya lo dijeron los Mayas…

Estoy trabajando en mi ordenador preparando la semana cuando todo parece que empieza a derrumbarse… se cierra Chrome, aunque por suerte existe la opción de recuperar pestañas (AMO la opción Recuperar de Chrome). El principal enemigo del trabajador de despacho no son los mails, ni las llamadas de teléfono. El principal enemigo es el propio ordenador, os lo digo yo…

Una vez recuperado todo sigo con lo mío. Me toca subir los archivos descargados la semana pasada a Dropbox, porque la nube nos quita mucho espacio en el ordenador y podemos acceder a ella desde cualquier sitio… ¿verdad?

Mensaje error Dropbox

Por lo menos los Dropboxers están avisados, algo es algo…
Bueno, pues añadiré esas infografías a Pinterest…

Error Pinterest

Buf! Así no hay quién haga nada!!!…

¡Esperad! Que tengo que confirmar la visita de la semana que viene! ¿Dónde tengo el Smartphone? ¿El WhatsApp no funciona? ¿Otra vez? 😉 Esto es el fin del mundo, Mayas dixit…

Ya lo intento luego…. Si esto falla más que una escopeta de feria ¿alguien que me diga por qué estamos todos enganchados a una aplicación que cada dos por tres tiene problemas de funcionamiento? Será porque estamos en crisis (por lo de los mensajes gratis, digo)…  En cuanto Line (que parece ser la competencia más relevante por el momento) solucione los problemas de consumo de batería que parece ser que tiene (por lo menos en iPhone) a ver si no nos tendremos que cambiar todos!  Aunque la clave de todo esto es la frase “ya lo intento luego”…

¿Os suena esto?

Estamos tan obsesionados por la tecnología y sus herramientas que hemos dejado en muchas ocasiones de hacer las cosas que hemos hecho toda la vida y no sabemos hacerlo sin hacer uso de la tecnología. Ya nos lo decía nuestro TTTAmago en su post #TwitterOFF, tenemos que aprender a desconectar. Indudablemente la tecnología nos permite una flexibilidad e interactividad mayor pero también está haciendo que en muchas ocasiones nos acomodemos y casi no sepamos reaccionar. ¿La tecnología es mala? Ni por asomo, debe ser nuestra aliada, pero nunca dejar que nos domine. Parece que si Hootsuite falla y no podemos programar los tuits del día siguiente nos falta el aire (y sí, aunque todos digan que no, la mayoría programamos los tuits) y si se cae ya Google es la hecatombe… ¿qué haremos sin Google?

Debemos tener alternativas a ello porque inevitablemente, un día u otro algo fallará. Es la ley de Murphy, si algo puede salir mal, saldrá mal…. Cuando menos te lo esperes, saltará la ballenita de Twitter cuando estés cubriendo un evento (oportuna la ballena también) o el Prezi te saltará porque la red wi-fi tiene problemas de estabilidad, por ejemplo. ¿Y entonces qué? Pues entonces pondremos en marcha el Plan B (el nuestro, no el de Carlos Jean) y atacaremos con las armas de toda la vida… y sobreviviremos como hemos hecho hasta ahora. Porque si antes hacíamos las cosas sin apenas tecnología, ahora tenemos la posibilidad de entrelazar los dos mundos y convertir la tecnología en nuestra amiga. ¿No es fantástico? De hecho, se ha convertido en un aliado importantísimo para determinadas enfermedades como el Alzheimer o el autismo…

¿Cómo podemos evitar que la tecnología nos acabe dominando en vez de nosotros dominarla a ella?

1 – Repite cada mañana al levantarte: “la tecnología es mi amiga, no mi dueña” 😉

2 – Intenta separar la vida profesional de la vida personal :si llegamos a casa y entramos en modo “crisis familiar” por cualquier cosa, no pasa nada si contestas más tarde a esa mención de Twitter.

3 – De vez en cuando tómate un día sin tecnología, por ejemplo un sábado o domingo. Visita un museo sin llevar el móvil, haz turismo sin llevar cámara de fotos, absorbiendo cada detalle, lee un libro en papel … sí, siguen existiendo los libros en papel…

4 – ¡Guerra a las distracciones! Para cada momento ten abiertas las pestañas que necesites, abre el mail en momentos determinados (en función de los correos que recibas serán más o menos) y utiliza una técnica como la del Pomodoro para acabar las tareas (os prometo que funciona) 🙂

5 –  Y si te encuentras con esas odiadas pantallitas, recuerda, plan B, o simplemente aprovecha para hacer otras cosas que tenías programada ese día. ¿No puedes tuitear? Escribe un nuevo post ¿Facebook está caído? prepara la visita de ese cliente para la semana que viene…

¿Y vosotros? ¿Os sentís a veces así? ¿Qué añadiríais? 

Uy!…. me voy a Twitter que me ha saltado que tengo seguidores nuevos…

Error Twitter

 

@trapinapi

Fotos: capturas de pantalla de las aplicaciones

Vídeo: Are you App? De Movistar

The following two tabs change content below.
Psicóloga orientada al Retail y Trade Marketing para distintos sectores, mayormente el farmacéutico. Escribo sobre Retail, Social TV, Redes Sociales ... siempre con el marketing como nexo. Cinéfila y seriéfila 2.0 😉
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Ver todos los comentarios