28 Abr
2020
Posted in: 1. Real TTT
By    No Comments

#Coronavirus y RR.HH: Nubes y Claros en la Gestión de Personas Para Tiempos de Postconfinamiento

#Coronavirus y RR.HH: Nubes y Claros en la Gestión de Personas Para Tiempos de Posconfinamiento post de @JgAmago en @thetopictrendEl S.XX tiene marcados en su agenda muchos puntos negros: las dos Guerras Mundiales, la guerra de Vietnam, la guerra de Irak, los atentados del 11S o el 11M, la crisis del 2008…, etc. Está claro, que el COVID-19 marcará un antes y un después en la historia del S. XXI. Ya nada es igual, ni será igual. La pandemia ha afectado a todos los sectores afligiendo una mayor incidencia en unos que en otros. Nada ni nadie se ha «librado» del impacto del coronavirus. Todos nos hemos encontrado con la necesidad de improvisar, ante la «aparición» de un gigantesco imprevisto que -quizás-, no estabamos preparad@s para atender. El único mensaje era/es: sólo en casa, confinados, sometidos al distanciamiento social, pararemos al virus. Tod@s en alguna medida, nos ha tocado «reinventarnos» frente la adversidad. Pero el mundo de la empresa, las organizaciones y sus personas, su talento, ha tenido que tirar -en muchas ocasiones-, de acciones que cubrieran rápidamente sus necesidades para sobrevivir en tiempos de pandemia.

En función de las diferentes circunstancias, las empresas han tenido que implementar medidas como el teletrabajo, la reducción de jornadas, la ejecución de ERES/ERTES, la suspensión de contratos o de cotizaciones a la Seguridad Social, etc. Los sectores más castigados (y que son vitales para nuestra sociedad y para la economía en general), como PYMES, autónomos, freelance…, aún se preguntan: «¿Qué va a pasar con mi negocio?», «¿Qué va a pasar con mi vida?». Alquileres, sueldos, créditos bancarios, hipotecas… ¡Futuro incierto! Un informe global realizado por Mercer concluye que sólo el 49% de las empresas tienen preparado un PCN (plan de continuidad del negocio), y que el 86% de las entidades consultadas preveen un resultado negativo en sus cuentas.

El COVID-19 nos ha pillado en un momento de crecimiento y nos ha sacudido en las narices que es tiempo de entender los nuevos tiempos. Las nuevas formas de gestionar personas, equipos, habían «asomado la patita», con el miedo de muchos a perder el control de esta cultura empresarial controladora que fomenta el presentismo y la poca productividad. Y el susto ha sido tal, que algunos se han tenido que amarrar a soluciones improvisadas que, el propio confinamiento y cuarentena, ha ido puliendo.

Expertos, profesionales del sector, han ido desgranando en cientos de post y artículos qué nos espera, cuál es el futuro de las organizaciones en nuestro país (porque en otros muchos ya lo tienen muy claro), y sobre estas nubes y claros del coronavirus, se afianzan cuatro grandes escenarios sobre los que construir la nueva forma de generar equipos y talento:

  • El Teletrabajo ha sido una de las soluciones clave para que muchas de las organizaciones no se quedaran paralizadas. Los que no tenían previsto este procedimiento, rápidamente se pusieron las pilas y comenzaron a abrir servidores, conexiones, nudos, accesos… ¡Qué suerte estamos teniendo con la Red en España, que ha resistido el envite de millones de conexiones más! Y las empresas que ya tenían políticas de teletrabajo, o que estaban en fase de implementación, han tenido que rehacer ajustes para adecuarlo a la actividad general. Y ahora me pregunto: cuando vuelva la «normalidad», ¿Serán las empresas coherentes y seguirán manteniendo las políticas de teletrabajo en las medidas que correspondan? ¿Vamos a volver a ser el país con más horas y cultura presencialista, pero con menor rendimiento?
  • La Digitalización de la empresa ha sido, es y será una pieza clave para seguir avanzando en medidas de futuro. El teletrabajo no funciona si no tenemos carpetas en la nube, accesos remotos a nuestros escritorios, por supuesto el correo electrónico… Y sin olvidarnos de la seguridad: más de un 70% de las organizaciones están recibiendo ataques a la ciberseguridad de sus empresas.
  • La Tecnología como factor del cambio. Según el informe «Flexibility At Work» de Randstat, prevé que hasta un 30% de los actuales empleos se modificarán, mientras que uno de cada 7 desaparecerá por la irrupción de tecnologías que transforman los puestos y tareas. Y esto debe ser, no una amenaza, sino una oportunidad para el cambio, desde la propia organización (fomentando el reposicionamiento del talento interno y la formación interna), si no también para el propio tejido empresarial que debe de asumir que nada será igual.
  • La Comunicación Interna de la empresa se transforma. Así lo consolida Iñaki González en su blog, como una de las herramientas clave que se ha debido de reforzar, y que debe mantenerse como eje clave en las nuevas organizaciones.

Os recomiendo la lectura de este informe publicado por RRHHDigital sobre el «Impacto del COVID-19 en el sector de los RR.HH» que, sobre un universo de 426 profesionales del sector, han respondido a 17 preguntas al respecto, y ofrece algunas conclusiones a tener en consideración.

¿Cuáles son -en tu opinión- las nubes que aún quedan por despejar para que la gestión de personas y talento en nuestro país despegue mirando al futuro?

JgAmago

Imágenes y Creatividades: CANVA

Fuentes: Mercer / RRHHDigital / Randstat / Iñaki González (@goroji)

0 0 votes
Article Rating
The following two tabs change content below.
Social Media Manager. Profesional de los RR.HH 2.0 en @EAE_ Escribo en @thetopictrend #tTT #SinBarrerasSinArmarios, mi libro publicado por la Ed. LoQueNoExiste.
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments